La tele versus el libro

15 julio 2009 en 10:11 | Publicado en ¡Algo para ver en la tele! | Deja un comentario
Etiquetas: ,

niño_libroniños y teleComo te anticipamos en la entrada anterior, queremos proponerte que aproveches a leer en este tiempo de vacaciones una novela completa, tal como lo hacen los grandes. Podés leer un capítulo por día, algunos en voz alta y otros en voz baja, algunos podés leerlos en el patio a la hora de la merienda y otros en esa tranquilidad que conseguís justo antes de dormir.

La novela que te proponemos es Charlie y la fábrica de chocolate del genial Roald Dahl (Alfaguara). Muchas de sus libros fueron llevados al cine debido a que se trata de historias llenas de imaginación y originalidad (como es el caso de Matilda). Por eso te proponemos que leas la novela antes de ver la película que será transmitida el domingo 26 de julio a las 22 por el canal TNT.

De este modo, podrás comparar qué te gustó más: si la novela o la película, y así enviarnos tu comentario.

¡No te lo pierdas! ¡Tenés 12 días para leer antes de ver!

Charlie Bucket ha ganado uno de los “billetes dorados” que le permitirá visitar la famosa fábrica de chocolates de Willy Wonka. Cerrada hace años, su dueño decide hacer una visita guiada a la fábrica para cinco afortunados y un miembro de su familia que encuentren estos “billetes dorados” en las barras de chocolate. Charlie, un niño pobre que vive con sus cuatro abuelos y sus padres, elige a su abuelo Joe para compartir esta fascinante aventura. Ellos junto a Violet Beauregarde, una amante del chicle; Mike Teve, fanático de la televisión; Veruca Salt, una niña malcriada y Augustus Gloop, un gran goloso, recorrerán la misteriosa fábrica de chocolates. Allí trabajan los Oompa Loompas que se juntan para cantar sobre los niños que se portan mal.

Cada uno de los chicos representa un vicio y, cada uno, deberá pasar por situaciones desopilantes a causa de ello: Violet es convertida en un arándano gigante, Mike es empequeñecido por una cámara de tv, Veruca es arrojada al vertedor de basura y Augustus cae en el río de chocolate de donde estaba prohibido beber. La historia recorre un mundo maravilloso de chocolates y golosinas inimaginables que transportarán al lector a  un lugar mágico, pero cuyos personajes están caracterizados de un modo tan realista que hace que simpaticemos con ellos, incluso con el excéntrico y un poco delirante inventor Willy Wonka. La risa, el asombro y el sabor a chocolate recorren este gran libro de Roald Dahl que desde 1964 es un éxito entre los jóvenes lectores. Por algo será.

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: